Dos jugadores del Torneo Salvador Lecuona

    

Agustín Lantero es un veterano del Torneo Salvador Lecuona. Carlos Correa es un deportista que compite en silla de ruedas en varias especialidades deportivas, entre ellas, el tenis. Participa desde hace varios años en el Torneo Salvador Lecuona.

           

Conversaciones entre Agustín Lantero y Carlos Correa

                                                                      

 

      Agustín Lantero

 

    

 

 

 

Ayer hablando con Jose Manuel sobre el encuentro de hoy me dijo que me iba a resultar una gran experiencia y efectivamente así ha sido.

 

Hoy he jugado con Carlos Correa y ha sido un encuentro que ha ido más allá de la pura experiencia, y una vez finalizado el encuentro me he ido con un magnifico sabor de boca.

 

He aprendido en tan solo unos cuantos intercambios de golpes (muy poderosos por su parte) el valor que tiene la vida, la fuerza descomunal que puede tener el hombre ante la adversidad, la superación de una persona, valores en el deporte como el nunca dar por perdida una jugada, el superarse a asimismo en cada golpe, hoy ha sido un día grande, reconfortante y armonioso donde muchas preguntas que uno a diario se hace a la vida cobran sentido, donde la amistad encuentra un cobijo en este mundo a veces tan despiadado y cruel. Hoy ha sido un día donde una persona, totalmente desconocida para mí, ha logrado en una hora de encuentro ir más allá de lo que con tanto ahínco han intentado hacerlo mis padres, tutores y amigos.

Hoy ha sido un gran día, gracias le dio y os doy a los que hacéis "grande" este torneo.

 

Muchas gracias Carlos por tu generosidad, tu respeto y tu saber estar en esta vida a veces tan cruel y a veces tan maravillosa. Te aseguro que hoy tú no has pasado desapercibido para mí.

 

 

Carlos Correa

 

 

 

 

 

 

 

Agustín, muchas gracias por tus palabras, para mi este y todos los partidos que juego los hago con el alma. Para mí el resultado es puramente anecdótico, me gusta disfrutar del juego, conocer nuevos amigos y compartir con ellos, hoy fue uno de esos días.

 

En la vida nos encontramos con obstáculos que tenemos que superar, lo importante no es caerse es saber levantarse, de todos los golpes que recibimos a lo largo de nuestra vida siempre nos vamos quedando con las mejores enseñanzas, yo he aprendido a querer la vida, es una y única.

 

Por cierto, te falto decir el resultado, gano Agustín, 6-1 6-1, pero que quede claro que me deje ganar, jajaja.

 

Un abrazo para todos.