Marcos Guimerá sobre Salvador Lecuona

 

 Volver a Pag.Principal

 

La Sección de Tenis del Real Club Náutico de Tenerife organiza un torneo por equipos de Dobles, denominado “Salvador Lecuona”, en homenaje al veterano jugador tinerfeño. Como cumple a una largo amistad y convivencia, tomé parte en el torneo, con el resultado adverso que era de esperar. Pero no contento con esto, el dinámico presidente de la Sección, Guillermo Martínez Valenzuela, me compro­mete para que, aquí y ahora, diga algo sobre el homenajeado.

 

Es el caso, sin embargo, que yo estoy retirado de estas actividades tiempo ha. El reloj se me paró muchos años antes de que Sal­vador Lecuona dejara de ser campeón de Canarias. Mis notas, recortes, fotos y recuerdos lo abandonan en su plenitud, más o menos cuando él rondaba la treintena. Debieran ser otros, más eruditos y más enganchados, quienes reseñaran puntual y fielmente su historia tenística.

 

No obstante, no eludo dar testimonio de algunos momentos de su dilatada carrera de campeón, de aquellos que están más cerca de mí en la evocación. La vida activa de este cronista tenístíco va uni­da a la de los primeros años de quien pronto habría de ser el mejor jugador de Canarias. Por ello, el que una punta de emoción aflore, aquí y allá, al hilo del recuerdo de tantas actuaciones en que fui testigo y de las que soy ahora, relator.

 

1942: Match BTC‑NAUTICO. Cada equipo lo formaban seis juga­dores. El sexto jugador del Club fue Tomás MACHADO MENDEZ, juga­dor duro y hombre fuerte. Ha de enfrentarse a un novel, alto y delgado, del BTC: Salvador LECUONA y CASTRO. Ganó Machado. Quiero dedicar un recuerdo a su maestro, seleccionador y capitán del equipo de la calle de Enrique Wolfson: el doctor D. Manuel BETHENCOURT DEL RÍO.

 

 

1944: Salvador, formando ya pareja con FELIPE MACHADO GONZALEZ, ha logrado derrotar a una pareja da chavales, JESUS SOBRÓN y JOE HAMILTON, jugadores rápidos y compenetrados, aplicando una táctica que se acreditó como buena; jugarles sobre el centro de la pista,  ya que el abrirles ángulos era perfectamente inútil.

 

 

1945: El año grande de Salvador. En el V Concurso Internacional viene el número  uno de Italia, FRANCESCO ROMANONI. Guarda un recuerdo curioso: jugó contra Lecuona y yo les arbitraba el partido. En uno de los cambios de lado, al pie de la silla, ROMANONI elogia el partido que está haciendo Salvador. Le dice;

 

--- Estás corriendo mucho ...

 

Y Salvador, que cree que el otro le mete prisa para terminar, sale disparado como un rayo, sobre sus alpargatas del 46, a colocarse en su lugar, mientras el italiano le decía asustado:

 

---.¡No tanto, no tanto ... ¡

 

Y llega el Campeonato Regional, en diciembre, a celebrar en Las Palmas, en las viejas y excelentes canchas -hoy desaparecidas- del Hotel Metropole. En el Individual, Salvador barre materialmente de la pista al Marqués de la Florida: 6/0, 6/1 y 6/2 fue el resultado. A nuestro lado, José María SERRA comentaba, durante el rápido match:

 

- Lecuona está jugando como un primera de los buenos...

 

En efecto, su fuerte pegada, de derecho y de revés, era profunda, y las pelotas resbalaban sobre la rapidísima pista del Metropole. Esa victoria le valió ser propuesto por FERNANDO MARIN, presidente de la Asociación Canaria de Tenis, para su ascenso a la segunda categoría nacional, cosa que aceptó la Federación Española. Aquí nos reunimos para festejar su éxito. Y ese año y con tal motivo nació la magnífica caricatura de Paco Martínez, que ustedes verían publicada en el semanario "Aire Libre", de tan grata recordación en la cual quedaron fijados los rasgos sobresalientes de la tipología del flamante campeón.

 

 

1946: En el match BTC-NAUTICO,Salvador vence ti Ernesto Hafner por 6/2 1/6 y 10/8. Casi todos los partidos entre ambos habrían de tener esta tónica. Salvador no lograba imponer su juego, se adaptaba al del contrario y aunque acababa ganándole, los partidos se alargaban y se deslucían. Dicho sea esto también en honor de Ernesto, pues ganarle con sus mismas armas no era en modo alguno tarea fácil. Este fue el año de PEDRO MASSIP -con el que Enrique CASARIEGO daría considerable subida- y de Juan Manuel BLANC. Y la primera vez en que jugaron juntos quienes habrían de señorear el juego de dobles durante más de doce años.

 

1947: En el Regional, que se celebra de nuevo en Las Palmas, Salvador se proclama triple campeón: en sencillos al vencer a Enrique por 6/4, 6/4 y 6/2; en doble,de pareja con él, al derrotar a Justo JORGE y Juan PADRÓN (6/l, 6/0 y 6/2), en un partido que fue llamado el de "la máquina de la china" ‑ o apisonadora ‑ por lo arrollador de la pareja tinerfeña; y en mixtos, con Dolly Thomas de BETHENCOURT, al ganar a la Señora de CHACEL‑PADRóN (6/2,4/6 y 7/5).

 

 

     1948: El año de los “brasileiros” Fernandez, Petersen y Osorio, y del australiano Harper. Los partidos Osorio-Lecuona –pues fueron dos, ya que se interrumpió el primero por falta de luz- fueron enormemente dramáticos y apasionantes. Triunfó al fin Osorio, pero creo que fue de un gran provecho para Salvador. En el regional de ese año, aparte de ganar otra vez a Enriquito (7/5, 6/3 y 6/4), de pareja con él disputaron un partido de más de 3 horas con Hafner y Ahlers, a los que, al fin, vencieron (6/4, 4/6, 6/4, 3/6 y 7/5).

 

     1951: Es el Concurso de los italianos DE STEFANI, CAVRIANI y SORIBANI, y del español EMILIO MARTÍNEZ, cuarto jugador de la nación. Salvador disputó un extraordinario partido con Martínez, que ganó éste por 4/6, 6/2 y 6/4.

 

     1957: EN el Internacional de ese año vence a Mario CASTELLÁ (6/3, 3/6 y 6/2). Fue cuando vino LIS ARILLA.

 

1959: Año denso de sucesos alrededor del tenis, para Salvador Lecuona. El 25 de enero muera trágicamente en Las Cañadas su compañero de dobles de más de doce años y gran rival en individual, ENRIQUE CASARIEGO FUENTES. Su muerte le dejó sin pareja, y al tenis tinerfeño sin una de sus más importantes figuras. En su recuerdo se creó el trofeo que lleva su nombre y el Náutico lo perpetuó en una placa, puesta en las mismos pistas del Club.

 

Recuerdo el gran partido de dobles que jugó en el XIX Concurso Internacional, formando pareja con el finlandés JOKINEN, perdiendo ante los suecos SCHMIDT-INGVARSON por 9/7, 6/2 y 10/8. Para mí, ha sido el mejor partido de ese especialidad que ha jugado Salvador, colocado en el lado derecho de la formación.