Blanca Nieves y los siete enanitos

                                         

Por Ana de Juan

           

 

Ana de Juan

                                                                      

Asistí a una reunión muy importante del “Foro del Tenis”. Invitada ocasional y casi desconocida por todos los allí presentes, coincidí en la mesa con siete foristas animados por compartir su experiencia en las pistas, con los drives, y los break point.

 

Gente que lleva ocho años haciendo historia, de la buena, de la que se hace a pulmón, organizando torneos y campeonatos para que los participantes jueguen por disfrutar, por aprender entre amigos…, gente con garra de emprendedores y con visión de futuro. Hombres que son profesionales de la publicidad, del periodismo, la medicina, el mundo empresarial, la docencia… y que forman el foro en homenaje a un grande, el mejor, Salvador Lecuona. Y  que como él, trabajan sólo por amor al tenis.

 

En aquella mesa de platos canarios, el buen vino, los chistes, las anécdotas y la grata compañía me recordaron que donde haya un canario que viva lejos y se sienta melancólico, no hay mejor receta ni remedio que volver a casa y encontrarse (en el Callejón del Combate, en Condal y Peñamil, allí, en la esquinita del Club Deportivo Tenerife) con lo siete foristas que conocí un mediodía de calor primaveral. Por cierto, que este almuerzo del que les hablo tuvo como postre de lujo nuestro brindis y convencimiento total que al día siguiente, en el gran Derby, festejaríamos con auténtica alegría visceral, y de todos… y cada uno… de nuestros genes, el ¡dos a cero! más dulce y sabroso contra nuestro archienemigo de enfrente.

 

Gracias Jorge, Jose, Luis, Pepe, Raúl, Alfonso y Juan Manuel por su amable invitación a sentarme en su mesa.

Me hicieron sentir una  extraña Blancanieves con siete enanos enormes, gigantes diría yo, de esos buenazos de corazón que reciben con los brazos abiertos y regalan momentos gratos, a personas que como yo viven lejos de las islas, y  por eso se acostumbraron a valorar y atesorar  recuerdos como éstos.

 

Un abrazo desde Argentina, Ani

 

 

 

Ana de Juan nació en Santa Cruz de Tenerife en 1963. Es periodista de profesión y emigró a Argentina a los 21 años, donde aún reside. Visita ocasionalmente las islas y tiene el corazón dividido entre ambos países.

Ha escrito 2 novelas de ficción, “Un despertar en Ayquén” en 2005 narra una serie de vidas complejas de la Patagonia argentina y “El Risco” en 2007 se presentó en Santa Cruz y cuenta una historia ambientada en el barrio de Valleseco el día de la riada en Santa Cruz y otra parte desarrollada en Argentina.  

 

Los Siete Enanitos